TESTIMONIO NANCY – ADICTA EN RECUPERACIÓN

ALCOHOLISMO

La historia de Nancy

Este testimonio fue extraído de una entrevista realizada en el programa INFLUENCIA C que se emite todos los sábados de 14 a 16 hs por FM MILENIUM 106.7. Conducción: Fernando Bergel y Milagros Lay González

 

Mi nombre es Nancy, tengo 44 años, 3 hijas. Mi recuperación empezó hace 7 meses. Consumía desde hacía  diez años. Me volqué al alcohol después de una separación.

Antes no tomaba nada, pero empecé a salir y a tomar socialmente. Después, aparecieron el resentimiento y la impotencia que me provocaba la separación.

MLG: ¿Por qué te separaste?

Me casé a los 18, y estuve 13 años casada. Me separé porque mi marido me fue infiel. Entonces empecé a salir y a tomar porque sinceramente si no tomaba no me divertía. Así empecé…

MLG: ¿Al principio te emborrachabas y salías perdiendo la conciencia?

No, la conciencia la perdía sola en mi casa. No tenía noción. No era la cantidad de lo que consumía sino la locura y el sufrimiento que me provocaba. Me destruyó  a mí y a mi familia.

MLG: Mientras consumías, ¿te dabas cuenta de esta problemática?

Cuando empecé no, porque siempre decía que lo controlaba, y después me dí cuenta que no, que no podía parar. Busqué lugares, empecé terapia, me medicaron, y hace siete u ocho meses atrás empecé a tratarme con Fernando Bergel. Fue mi madre la primera en pedir ayuda para mi. Somos seis hermanos, dos somos alcóholicos.

MLG: ¿Y por qué entraste en recuperación?

Entré a Doce Casas por curiosidad, no estaba convencida. Fernando  me dijo que era adicta, que era alcohólica, pero yo no lo podía aceptar. No sabìa que el alcoholismo era una enfermedad y que yo estaba enferma.

MLG: ¿Nunca lo habías notado, vos en tu casa, con tus hijas, no sentías que esto  influía en la vida cotidiana?

Sí, pero he ido a lugares y no encontré a  nadie que me explicara. Hoy vivo un milagro, entiendo que es lo que me pasa. Sólo por hoy desde hace siete meses mi vida cambió. Soy feliz!

MLG: ¿Sentís también que tu recuperación tuvo que ver con dejarte ayudar?

Sí, porque estaba negada.

MLG: ¿Podías trabajar? ¿Qué te impedía hacer el estar alcoholizada?

No era yo, no podía vivir, todo lo hacía de inconsciente,  por intuición. Era madre mecánicamente, pero en realidad hasta el día de hoy me cuesta aceptar todo el daño que hice a mi alrededor.

Si estoy agradecida porque estoy limpia, me pasan cosas muy buenas. Sólo por hoy pienso que no voy a repetir aquello porque estoy muy bien conmigo misma y con mis hijas. Ellas están contentas y orgullosas de lo que estoy haciendo.

MLG: ¿En algún momento sentiste culpa de algo?

Siempre, siempre me sentí culposa, pero estaba enferma y no podía parar.

FERNANDO BERGEL: Sí, en verdad hay un momento del consumo que el individuo se da cuenta de que no puede parar, una cosa es lo que le dice a la familia o de la boca para afuera y otra cosa es lo que reconoce. “Hoy no voy a tomar”, y me encuentro descorchando una botella. Por eso, en la recuperación decimos NO a la primera, no levantes la primera copa.

MLG: ¿Y que se hace cuando tenés ganas de levantar esa primera copa cuando estás en recuperación?

FB: Llamar por teléfono a las personas que te están guiando en el tratamiento, a tus compañeros que te están apoyando, es un circulo de contención. Nancy está rodeada de compañeros, apoyando su proceso, asisten en las comunidades de doce pasos, se mueven como circulo de contención de la recuperación porque no estamos solos, hay una parte que se dice cuando se cierran las reuniones que es: “ No estamos solos y juntos podemos hacer lo que solos no podíamos”, Y ese es el secreto, porque aunque seas una persona aparentemente sociable, que vayas, que salgas, que aparentemente se está divirtiendo, eso es falso:  el consumo te pone solo.  Las personas en carrera nunca la están pasando bien, y el consumo de drogas y alcohol te saca todo, te saca todo,  la familia, todo….no te queda  nadie más  alrededor, hasta llegar a la propia muerte. Las  muertes por alcoholismo en el mundo, son más que por cualquier otra enfermedad, y más que cualquier otra cosa, porque la violencia, las cuchilladas, los golpes… todo eso proviene del alcohol.

MLG: La otra vez hablábamos de la marihuana y del efecto tremendo que tiene sobre el cerebro, sobre el cuerpo. ¿El alcohol que trae?

FB: El alcohol, mucho peor que la marihuana, porque te rompe el aparato digestivo también, acá tenemos un informe que dice: el alcohol produce problemas en el sistema nervioso central, pérdidas de de memoria, desórdenes psicológicos, cáncer de labios, de boca, de laringe, de esófago y de hígado, de piel, pancreatitis, pérdida del apetito, y deficiencias vitamínicas, cirrosis hepática, mala digestión de alimentos, impotencia sexual, o sea que realmente te afecta. Cuando yo escucho esas publicidades que dicen, que el alcohol te hace bien al corazón, es más o menos como la revista THC…nada relacionado con el alcohol te trae algo bueno en la vida, aunque sea una cosa comercial, la presidente propone que el vino sea la bebida nacional, los paraguayos van a decir que la marihuana va a ser la hierba nacional, y ahí ya estamos perdidos como especie.

Nancy, recién decías que ahora sos feliz! … ¿Qué significa ahora, ser feliz para vos?

Para mí el dejar de consumir, me hace vivir todo de distinta manera, el estar limpia, es lo más importante y lo demás viene todo solo, me cambió  todo.

MLG: ¿Hoy sentís que estas preparada para vivir los dolores sin recurrir al alcohol?

Si, totalmente convencida, sólo por hoy no repetiría eso y además tengo, como dice Fernando, lo tengo a él, tengo al grupo,  así que si pasara algo, tengo a quien recurrir, pero aparte no solamente lo bueno es dejar de consumir, sino lo demás que está todo acompañado, te enseña a vivir.

FB: Nosotros podemos ayudarte siempre antes de consumir, vos recién le preguntabas a ella, si te dan ganas y demás, siempre el pedido de ayudan es antes de consumir, yo tengo mi celular las 24 hs., prendido, pero eso si hay que llamar siempre antes de consumir, porque te vamos a buscar, te tomas un remis, venís a Doce Casas.

Siempre antes de consumir, ya sabemos cuáles son los síntomas, los síntomas son por ejemplo, que estas sufriendo mucho o el resentimiento, o pensamientos del pasado, que no pude ni puedo resolver. O recuerdos orgánicos que me conectan con sensaciones, con olores. Ahora mirar la televisión para los tratamientos es terrible, porque todo el tiempo son publicidades de alcohol, de teléfono, de bancos, pero es una atrás de la otra y para el alcohólico es muy dura esta parte. Además el alcohol no es como las otras sustancias que tenés que hacer una vueltita más para conseguirla, acá te vas a un kiosco y te tomas una botella, en las reuniones familiares, en todos lados.

MLG: Me gustaría saber cómo cambio tu vida con tu familia, con tu hermano…

Cambió en todo, desde el trato, como nos vemos, desde el respeto, cambio el 100%. La verdad que cambió todo,  mis hijas están felices de mi recuperación, aparte hacen terapias.

FB: yo quería decir algo que es muy importante, la familia de Nancy es un caso excepcional porque todas personas de la familia están en recuperación, antes de que ella y su hermano hayan venido, ellos venían al grupo de familiares, vienen todos, y todo el proceso de desarticulación de la enfermedad está siendo más rápido en ellos que están  parando de consumir que en cualquier otra persona, cuando todo el grupo familiar entra en un proceso consigo mismo, no para que ella deje de consumir sino para que ellos mismo.  Esto se produce de una manera casi mágica y se superan las expectativas, no solo vas a dejar de consumir sino que vas a encontrar un montón de facetas de vos mismo que no tenías anteriormente.

Los traumas vienen de generación en generación, tal vez lo que vos estás sufriendo, por ejemplo Nancy, viene de un papa alcohólico, que falleció con 48 años, entonces es muy probable que esa persona que es víctima de la adicción seguramente haya tenido un familiar que también lo haya sido, y el trauma provenga de un grupo, de una parte de un grupo familiar que venga de 3, 4, o 5 generaciones y hasta 7, eso dicen las constelaciones familiares, con la misma problemática, ahora yo en el estudio de campo que hago permanentemente, en la fundación, veo que verdaderamente todos los adictos, como víctimas de la enfermedad no saben de dónde viene el gran dolor que poseen. Hay un sufrimiento,, un gran dolor que solamente se trabaja y se cura el dolor, no la enfermedad, si todo el grupo familiar entra en recuperación, y ahí estamos cortando a las generaciones que vienen, en este caso a sus hijas.

La no conexión con la emoción, con el dolor, también tiene que ver con las generaciones anteriores. Y siempre los traumas no resueltos por cualquier índole se meten en la instrucción genética y vienen en nuestros cuerpos a nuestro inconsciente y nosotros los hacemos propios.

MLG: Nancy, muchísimas gracias por haber estado acá, y gracias por tu testimonio!

WhatsApp chat